logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Actualidad

El clan

11 Jul. 2017

El clan

La semana pasada se confirmó como noticia un rumor insistente en los pasillos de distintos ministerios, oficinas de redacción y de instituciones privadas. La existencia de un grupo de empresas constructoras, denunciado por un colaborador eficaz, que aplicaban un sistema tan similar al Lava Jato brasileño y que jugaban una especie de carrusel con las licitaciones del Estado.

La noticia ha sido recibida con la frialdad de quien confirma un rumor que de tanto escucharlo, parece que ya es ‘noticia de ayer’.

Sin embargo, la revelación es grave y advierte que este ‘ruleteo’ normalizado, según las declaraciones, es anterior al mismo Lava Jato. Se había creado un sistema ilícito que ha aprovechado por años debilidades institucionales y una red de influencias y lobbies para beneficio de un grupo cerrado de empresas, con rigurosos requisitos para su membrecía.
La actuación de este clan que reunía a empresas peruanas, brasileñas y españolas, no solo tenía como objetivo hacerse de millonarias licitaciones, sino también bloquear cualquier posibilidad de competencia. Se sabe que muchas empresas prefirieron dar un paso atrás ante la imposibilidad de competir con este denunciado andamiaje y tampoco estaban dispuestas a someterse con reglas de juego turbias.

Llama la atención es que esta información ya se encuentra en el Ministerio Público desde el 2015 y el propio presidente Pedro Pablo Kuczynski, cuando era candidato, en el 2016, ya informaba de este club de constructoras y su ilícita metodología de trabajo. Pero hasta hoy ni siquiera hay visos de resultados preliminares de las investigaciones.

Parece que los operadores de justicia se encuentran hoy frenados por sus limitaciones para procesar este monstruo de corrupción que revela nuevas cabezas. Es por ello que hasta la fecha tan pocas personas enfrentan un proceso judicial y que los casos se acumulan en las carpetas del Ministerio Público, pese a las evidencias que saltan en cada avance en la investigación.

Al menos esta hipótesis es mejor que aquella que plantea que en cada investigación aparece un personaje considerado intocable y que es el miedo, más que la responsabilidad o las limitaciones estructurales, lo que frena la toma de decisiones.

Sería un terrible mensaje para el país que algunos personajes libren sin esfuerzos las investigaciones. Hoy está en manos del Ministerio Público y del Congreso de la República demostrar al país que no habrá impunidad y nadie escapará a la fuerza de la justicia.