Revelan maniobra contra Tumán

Quieren convertir a Amazonas en paraíso de hábeas corpus

Buscan en dicha Corte excarcelaciones de peligrosos procesados y hasta administraciones judiciales de azucareras

Mayra Mancilla Varías

El jubilado Juan Bautista Raimundo Ruiz, tumaleño de 80 años de edad, presuntamente instrumentalizado por terceras personas, es quien presentó un pedido de hábeas corpus en el juzgado de investigación preparatoria en Pedro Ruíz, Amazonas, contra la empresa Agroindustrial Tumán.

Raimundo Ruiz argumenta en su pedido que Agroindustrial Tumán se encuentra violando el derecho de libre tránsito de los que trabajan en Tumán, y a su vez solicita que designen una nueva administración judicial para la empresa, en un imposible jurídico, pues esto se puede realizar solo mediante un proceso de amparo, no con un hábeas corpus.

Este extraño pedido pone en grave peligro a la empresa debido a que los administradores judiciales propuestos en dicho pedido son Leoncio Egúzquiza Sánchez y Alejandro Zevallos Gonzales, dos ex trabajadores de la azucarera Tumán los cuales causaron grave perjuicio económico a la empresa al ser acusados de haber sustraído dinero de la agroindustrial.

Los trabajadores de Tumán se encuentran sorprendidos por el hecho de que un ciudadano de 80 años de edad, sin ningún interés en la agroindustrial, plantee una acción judicial y pida que se decida sobre el destino de la empresa.

Además resulta sospechoso que un octogenario lleve un pedido hasta Amazonas, cuando cualquier persona sabe que no tiene esta corte superior poco o nada que ver con una empresa en Lambayeque.
También advirtieron que hay un grave peligro para la sociedad, pues malos abogados recurren a instancias extraterritoriales para lograr la liberación de peligrosos delincuentes o para defraudar empresas.

Falsedad “Dicen que se ha restringido la libertad de tránsito, lo cual es totalmente falso, los trabajadores ahora están, valga la redundancia, trabajando en toda la cadena productiva para poder producir el azúcar y segundo ésta causal no implicaría, no ameritaría que mediante una resolución de habeas corpus se pueda embargar a la empresa y se pueda nombrar a administradores judiciales”, nos dice el Dr. Marrufo Salatiel, gerente legal de Tumán.

Jurisdicción
También agrega que “en el derecho hay algo se llama la predictibilidad de las resoluciones, si es que no se tiene la certeza de que van a declarar fundado tu pedido en algún lugar, no lo harías, sobre todo en una jurisdicción que a priori no te corresponde, bajo esta premisa si se interpone una acción en otro lugar se presupone que va a ser fundado el pedido”.

Es una medida sumamente grave, nos dice, lo que demuestra lo atractivo que resulta Amazonas para interponer acciones constitucionales, sea con acciones de amparo o hábeas corpus para empresas o personas que finalmente no corresponden a esa jurisdicción.

Este hecho recuerda el caso de Samuel Roncal, que presentó un hábeas corpus en la jurisdicción de Bagua, y que, habiendo sido rechazado su pedido por la jueza Lizbeth Suárez Vásquez, de dejar sin efecto la medida coercitiva dictada en su contra, los abogados de Roncal apelaron para que sea revisada por los jueces Enrique Montenegro Guimaraez, Luis Torrejón Rengijo y Norberto Cabrera Barrantes.

Peligro

Este extraño pedido pone en peligro a la empresa debido a que los administradores judiciales propuestos son Leoncio Egúzquiza Sánchez y Alejandro Zevallos Gonzales que, según denuncias, afectaron gravemente a la azucarera.

Compartir