logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Actualidad

Roban imagen de Santa Rosa de Lima

15 Mar. 2017

Roban imagen de  Santa Rosa de Lima
pintas

Dejan pintas ‘satánicas’

El hurto ocurrió en San Juan de Lurigancho y personal de serenazgo logró recuperar la efigie católica

Vecinos de San Juan de Lurigancho se encuentran alarmados por el reciente robo de una imagen de Santa Rosa de Lima y las extrañas pintas que dejaron en la urna donde se encontraba, en la calle 7 del distrito.
La madrugada de ayer los delincuentes realizaron el robo; sin embargo, agentes de serenazgo del distrito lograron recuperar a tiempo la santa imagen cuando los hampones trataban de escapar en un taxi.
Según testigos, fueron dos los que realizaron el hurto, entre ellos un menor de edad que fue detenido junto al taxista que ayudó a transportar la imagen.

Pero lo extraño para los vecinos es la serie de pintas que dejaron en la urna donde se encontraba la réplica de Santa Rosa de Lima.

Para algunos se trataría de pintas para un ritual satánico como el dibujo de la cruz invertida, la estrella de seis puntas y el número 666.

Hasta el cierre de esta edición, la imagen se encuentra en la comisaría de Santa Elizabeth en San Juan de Lurigancho. Los detenidos fueron puestos en libertad la no existir una denuncia.

Se debe recordar que los primeros días de marzo, unos desadaptados destruyeron la imagen de la Virgen de Guadalupe, en los exteriores de la iglesia Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, en Balconcillo, La Victoria.
Los restos de la estatua de la Virgen de Guadalupe, que es una réplica de la original que está dentro de la iglesia, fueron rodeados por velas encendidas por sus devotos, quienes pidieron perdón a nombre de los vándalos que osaron profanar su imagen.

También vandalizaron una imagen tallada del Sagrado Corazón de Jesús en un árbol ubicado en la puerta de las habitaciones de las monjas, exactamente detrás de donde se encontraba la Virgen de Guadalupe.
Decenas de fieles llegaron anoche a esta parroquia de La Victoria para rezar ante la destruida imagen de la Virgen de Guadalupe e indicaron que en los 15 años que estas imágenes llevaban en la intemperie no había pasado nada.