Barza avanza a cuartos de final tras golear a PSG

A fuerza de amor propio y ganas, Barcelona se impuso 6-1 en el partido de vuelta en el Camp Nou. PSG renunció a la pelota casi desde el inicio. Se refugió y ya el mundo sabe lo que resulta de esa estrategia cuando en frente está el Barcelona.

El primer gol inesperado hasta para el propio Luis Suárez, abrió la cuenta al minuto 3 en una jugada rápida, de viveza: luchó la pelota, se adelantó al arquero con el cabezazo y la anotó.

Al 39 vendría el regalo del PSG. No renunció Iniesta, fue hasta la línea y de ahí sacó un taco que rebotó en Kurzawa y se metió. Pudo ser él o cualquiera de los de blanco que llegaban al cierre.

Gol de penal al minuto 50 y Barcelona se puso a un solo gol de obligar a los penales. En una de las primeras incursiones del PSG a casa de Ter Stegen, al minuto 52,Cavani la estrelló en el palo.

Al 59, Matuidi sacó el peligro de su casa, en una llegada liderada por Cavani. No pudo ser. Pero, en un acto de justicia, el uruguayo encontró premio al esfuerzo a los 62 minutos, cuando en una llegada libre de los volantes del PSG, el delantero no perdonó de frente al arco. La tuvo de nuevo al 64 pero las largas piernas de Ter Stegen y un poquito más de efecto para cruzarla evitaron el segundo tanto del local.

De hecho, se salvó Barcelona de que el argentino Di María sentenciara la llave al minuto 85, cuando, solo frente al portero Ter Stegen, la mandó afuera.

Pero la historia no terminaba de escribirse. Un golazo de Neymar fue su reivindicación personal al 87, cuando puso un balón imposible, en toda la esquina derecha del arco de Tramp. Y luego otro fallo arbitral, que compró una caída de Suárez en el área, supuso el segundo tanto del brasileño. ¡Y se igualó 5-5 el marcador!

Cinco minutos de adición se jugaron. Fue así, a fuerza de ganas y amor propio, como al cierre, Barcelona logró lo impensable, lo absurdo, lo que sólo ese equipo puede lograr: levantar un 4-0 y meterse en cuartos de final de la Champions League.
——

Compartir