logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Algo bueno entre tanto malo

15 Apr. 2017

Algo bueno entre tanto malo
Alfredo Lozada

A diario vemos noticias que solo nos hacen desconfiar más de nuestras autoridades. La corrupción parece estar toda en obra “faraónica” o pequeña, en pueblo chico y en pueblo grande.

Más de una decena de Gobernadores Regionales presos, nos dice que la descentralización no sirvió para llevar desarrollo a las zonas que más lo necesitaban, sino para generar más corrupción.
Hemos desaprovechado el tiempo de las vacas gordas, nada importante se ha hecho, cuando más dinero se ha manejado en la historia de nuestra vida republicana el boom minero superó, en equivalencia, a del guano, azúcar y caucho, juntos el desarrollo no llegó, ni se asomó.

Los privados hicieron su trabajo, incluyo ahí al hombre de a pie hasta el gran empresario, excluyo a los corruptores. La culpa no es del modelo, ha generado crecimiento, ha aliviado la pobreza a niveles impensados hace 30 años, el problema es la incapacidad y la corrupción en la clase dirigente.

Esta Semana Santa llega en un momento difícil, y por tanto nuestra obligación es reflexionar más aún, pensar con cuidado que esta ocurriendo en nuestro país, cada vez más alejado de los valores cristianos.
Entre tanta cosa mala, me permito resaltar una buena, pequeñita quizás, pero buena al fin, en un tema que hemos tratado aquí alguna vez, la deficiencia, por no decir inexistencia, de transporte publico desde y hacia el Aeropuerto Jorge Chávez, que se jacta de ser el mejor de Sudamérica.

Los taxis son la única opción que tienen los viajeros sin auto privado, o caminar hasta la avenida Elmer Faucett y tomar ahí una insegura combi, en una insegura vía, lo cual con maletas resulta una odisea. Esto para un turista es incompresible.

Desde hace un par de semanas, existe lo que en cualquier aeropuerto internacional de nivel es un estándar, buses que te trasladen desde y hacia el aeropuerto.

Un servicio de buena calidad, sin paradas, que comunica el centro hotelero miraflorino, con el principal punto de ingreso aéreo al país. No hay duda que es aún muy limitado, pero es un gran avance, y seguramente pronto abrirá su rango de acción. Se rompe así el monopolio de los taxis.

Esperemos que en el 2021, como se ha prometido, Lima tenga la Línea 2 del Metro de Lima y su ramal de la Línea 4 con la estación Aeropuerto Jorge Chávez que a la fecha solo está al 15% de ejecución eso sería modernidad. Roguemos que la corrupción no detenga tan importante proyecto.
( *)Abogado, Master en Acción Política, Especialista en gestión pública.