logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Apra sin Víctor Raúl LXV

21 Jul. 2017

Apra sin Víctor Raúl LXV

Por: Fernando Calle Hayen

Primero debemos señalar que esta columna que agradezco al diario la razón tiene una razón histórica y no proselitista; por ello que todo lo referido es lo más cercano a la verdad de lo visto, apreciado y oído y representa información narrativa de interés nacional e indoamericano. Tengo que confesar, que no pensaba detenerme tanto en esta etapa electoral interna y desarrollo del XXIV Congreso Nacional; pero, sin duda que será y es parte importante de la historia del Apra Sin Víctor Raúl de estos últimos tiempos.

Indudablemente que a pesar de la vergüenza pública y nacional que tenemos que afrontar los apristas, ante quizás una no participación decidida en los destinos del partido que tanto decimos amamos y que juramos en nombre de los mártires y de Haya de la Torre defender y reconstruir, resulta cierto de que lo acontecido en el reciente XXIV Congreso Nacional Ordinario es un aporte más a la destrucción de la obra de Haya de la Torre. Creo que a decir de Víctor Raúl, ahora si pueden visualizarse a los traidores.

Somos o nos hacemos diríamos en criollo, pero en verdad que todo lo sucedido estaba cantado y con conocimiento de todos; inclusive, en mi artículo de la semana pasada, me atreví a predecir más o menos lo que iba a suceder, claro que reiteradamente porque lo veníamos sosteniendo hace un año, sin suerte ni respaldo de los compañeros que siempre decían que teníamos razón, que esa era la solución, que eran necesarios nuestros aportes etc.; pero al final, de lo poco que quedaba activamente en nuestro Gran Partido, pareciera que una pequeña mitad quería suicidarse y la otra pequeña mitad a decir de los que siempre han dirigido el partido –como los otros- en los últimos años y ocupado cargos importantes de gobierno al lado del presidente García, “serían mercenarios o comprados crudamente y con dinero insospechado” y con términos que no quiero reproducir por ser acusaciones tan fraternas.

Si observamos y analizamos el segundo párrafo de la Constitución Política del Estado vigente, concordándolo con el capítulo XIII de la misma, podríamos señalar que no se está cumpliendo con seriedad, dedicación, cabalidad y amor por la institucionalidad democrática por parte de los entes encargados al respecto; por cuanto que no se trata de dejar que un ente administrativo encargado deL tema etc. proceda ajeno al interés que debería tenerse por institucionalizar los Partidos Políticos que tanto podrían aportar a la propia institucionalidad del país y más aún el Partido Aprista Peruano que es casi centenario en el desarrollo de la política nacional e Indoamericana.

Lamentablemente la prensa mediática en una mayoría pareciera que colaborara a esta destrucción, pero la responsabilidad sin duda esta en los propios apristas, que de alguna manera solo pensaban en ser delegados de algo que denunciaban como irregular y que al no ser aceptados o excluidos –no en todos los casos- se sumaban recién a la protesta y marcha por la institucionalidad.

Espero que sea lo mediático, porque sería más que lamentable y de una complicidad sin nombre, que quienes entendían que antes que Congreso era necesario un Comando de Acción o emergencia; pero, siendo más importante que se convoque a una reinscripción general por un plazo de dos meses con padrones que reemplacen a los actuales y un rendimiento de cuentas que no se le escucha al supuesto nuevo CEN, ahora solo se sumen o avalen el pedido de un nuevo congreso. ESO NO, ASI NO COMPAÑEROS.
(*) Facebook: Fernando Calle Hayen / Twitter: @FernandoCalle_H