logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

APRA sin Víctor Raúl (LXXI)

04 Sep. 2017

APRA sin Víctor Raúl  (LXXI)

Por: Fernando Calle Hayen

Este caso en su momento que se llamó “Siragusa”, según los medios de prensa de la época, se convirtió por estos medios en un escándalo de la corrupción en 1993; por cuanto el mentado Sergio Siragusa Mule, quien era representante de nuestro país, del consorcio italiano TRALIMA, declaró al fiscal italiano Vittorio Paraggio, que el ex presidente Alan García y el ex primer ministro italiano Bettino Craxi se habían beneficiado con una millonaria coima en la construcción del Tren Eléctrico de Lima, obra que estaba a cargo ese consorcio.

En ese entonces el tal Siragusa, tuvo el atrevimiento si podemos llamarlo así de referir con relación a una entrevista que había tenido con el presidente García, con lo siguiente: “García me invitó a reingresar en la sala dejando afuera a mi acompañante. Una vez solos me entregó dos trozos de papel con número e instrucciones de dos bancos. En tono gracioso me dijo que él no podría recibir menos que Bettino(Craxi) y que por lo tanto hiciese lo necesario, estando él dispuesto a recibirlo gradualmente”.

En verdad estas cosas y versiones a mi entender, dañaron mucho al aprismo, por más que se pudiera decir que el pueblo voto por segunda por el presidente Alan García-analizaremos más adelante-por cuanto que, el tal Siragusa y otras denuncias y/o acusaciones que se presentaron por ese periodo, resulta lamentable que no se haya podido dilucidar a plenitud y sobre la cual tanto el presidente García como muchos, seguramente, sostenían que no era verdad y/o solamente una persecución política.

Por eso creo que hubiera sido trascendente para la evolución histórica del aprismo-no hablo solo de llegar al poder- que el presidente García se hubiera acogido a mi modesto entender al art.91 de nuestro Código Penal Peruano: “El imputado tiene derecho a renunciar a la prescripción de la acción penal”; con lo cual hubiera quedado inmerecido las absoluciones del caso por parte del Poder Judicial, lo que sin duda engrandecía al partido del pueblo como a sus mártires como Víctor Raúl Haya de La torre.

Y esto lo señalo porque en verdad, en este caso del tal “Siragusa” sería tantas cosas malas que refiere, que reitero desde mi óptica debió haberse generado con la renuncia de la prescripción, por ejemplo Siragusa, amplia en sus versiones lo siguiente, que el presidente García lo volvió a citar y dijo: “El motivo de la visita obedeció al hecho de que Roma (es decir, el consorcio Tralima) había cumplido solo parcialmente con respecto a su solicitud. Justamente se habían producido dos remesas, faltando una tercera para alcanzar la cifra de siete dígitos. Mi visitante volvió al tema (de) que Bettino por teléfono le tomaba el pelo en cuanto a la diferencia de trato entre el beneficiario italiano y beneficiario peruano (de la coima). Transmitido de inmediato el mensaje a Roma, recién en enero de 1990 se pudo solucionar el problema pendiente”.

Posteriormente y ya estando el presidente García fuera del país señalado como reo contumaz, se hablaron de distintas cuentas cifradas 280762361 y 2952733 del Barcklay’s Bank, también se emplazó al empresario Alfredo Zannati Tavolara, a quien se le imputaba usos y mal usos del dólar MUC, donde quizás de ser cierto el presidente García no tendría una participación directa sino quienes tenían la autoridad del otorgamiento del dólar MUC. Es bueno recordar que en los casos de delitos cometidos por funcionarios y servidores públicos contra el patrimonio del estado o de organismo sostenidos por este, el plazo de prescripción se duplica. Facebook / Twiteer: @FernandoCalle_H