Apra sin Víctor Raúl XLIII - ¡Salud Víctor Raúl!

Por:Fernando Calle Hayen

Es el mes de la fraternidad y hace años que venimos soportando una sombra de corrupción que en los últimos tiempos nos llena por lo menos de vergüenza aunque pasemos diciendo hasta hoy, que los implicados en los recientes ilícitos en agravio del estado y de todos los peruanos fueron realizados por funcionarios NO APRISTAS, lo real como he sostenido, es que nos ha invadido la mediocridad admitida y compartida por todos.

La factura ha venido siendo cancelada por el partido y desapareciendo lentamente durante estos años la confianza en este Gran Movimiento Político Continental que Fundara Víctor Raúl Haya de la Torre, mujeres y hombres de su época. Hoy es homenaje con reflexión para todos los apristas, en si ¿estamos siendo consecuentes con su obra y su ejemplo? Tanto lo mencionan y dicen quererlo los que a lo mejor no son sinceros en sus dichos y actos con lo que quiso para su Partido, para todos los peruanos e Indoamérica.

El día, el mes, el año, el tiempo y espacio de la fraternidad, en homenaje al nacimiento del Jefe, Fundador del Aprismo y Maestro de las juventudes Indoamericanas Víctor Raúl Haya de la Torre, se mantiene por encima de todo y más allá de la muerte como lo señaló Manolo Seoane –el cachorro- “celebraremos tu día, hasta que nuestros cuerpos se conviertan en polvo en viaje hacia las estrellas”. El día de la fraternidad se celebra en todos los corazones apristas a lo largo y ancho del territorio nacional y fuera de él, por su obra, por su entrega con una disciplina que como se decía hace tiempo ” Nace del corazón, porque saben que quienes los conducen deben tener una auténtica fortaleza moral y una sólida convicción por la justicia social y la integración continental”. Ahí debemos regresar y mejorar.

Decía Víctor Raúl en el día de la fraternidad 25 de febrero de 1961 , entre otras cosas lo siguiente: “.. es necesario hacer menos pobres a los pobres, es necesario que nuestro pueblo tenga pan y libertad, es necesario que nuestro campesino tenga tierras, es necesario que nuestros muchachos tengan instrucción libre y gratuita, es necesario que salgamos de la pobreza y la miseria porque tenemos posibilidades plenas y cabales para ser un país próspero, para ser un país feliz, para ser un país justo…..el capital extranjero es necesario para nuestros países subdesarrollados…..el capital extranjero era para nuestros países subdesarrollados como el agua para el desierto…..”

He sostenido siempre que el pensamiento de Haya de la Torre es continental, su doctrina –el aprismo- es para Latinoamérica, Indoamérica y su interpretación filosófica ha roto incluso las fronteras de nuestro continente. El credo de Víctor Raúl Haya de la Torre desde 1924 se expandió por todos los pueblos Indoamericanos y fueron fundándose partidos políticos afines en muchos países hermanos, como Cuba, Venezuela, Costa Rica, etc. y por cierto en el Perú, patria de Víctor Raúl.

La oligarquía y las fuerzas armadas peruanas, hicieron lo posible durante mucho tiempo por impedirle el acceso al poder a Haya de la Torre, quien había triunfado anteriormente en elecciones democráticas e impedido por las fuerzas armadas de asumir la presidencia de su país. Se presentó en las elecciones generales de 1962, en las que salió triunfante, pero nuevamente irrumpió una dictadura militar presidida medio año por el Gral. EP Ricardo Pérez Godoy y los otros seis meses el Gral. EP. Nicolás Lindley, convocándose nuevamente elecciones para 1963. Fraternidad con todos.
(*) FacebooK: Fernando Calle Hayen / Twitter: @FernandoCalle_H

Compartir