logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Autoridad Única del Transporte, primer paso

10 Dec. 2016

Autoridad Única del Transporte, primer paso
Alfredo Lozada Bonilla

Por: Alfredo Lozada Bonilla

El enfrentamiento entre un alcalde distrital y el Alcalde de Lima por la construcción de un by pass o de los Alcaldes de Lima y Callao por las asignación de rutas de transporte público, la superposición del trazo entre el Metro de Lima y el Metropolitano, el cobro indebido de papeletas por el Servicio de Administración Tributaria – SAT o lo sucedido con los cambios en la concesión Línea Amarilla, ex Vía Parque Rímac, la paralización del anillo vial periférico, son muestras que el caos del transporte empieza por quienes están encargados de solucionarlo.

Lima y Callao con más de 10 millones de habitantes son ciudades conurbadas en su geografía y desarrollo, pero descoordinadas en su diseño, enfoque de crecimiento y administración. Es en el control del transporte donde vemos su mayor disociación.

A sus autoridades con puntos de vista distintos sobre el transporte público y viabilidad, debemos de sumarle la visión del Ministro de Trasporte, el presidente de Protransporte y su Metropolitano, el del SAT, de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico, de los superintendentes de SUTRAN y OSITRAN, del Ministerio del Interior, el contenido de los contratos de Rutas de Lima y Línea Amarilla, y claro, los pareceres de los 42 alcaldes distritales, el resultado es obvio, un caos.

Como he venido señalando desde hace mucho, y lo propuse en la pasada campaña electoral, necesitamos con urgencia una Autoridad Única del Transporte.

Esta semana se ha dado un gran primer paso para ello, la Comisión de Transporte y Comunicaciones del Congreso de la República aprobó por unanimidad el dictamen del Proyecto de Ley, de autoría del Congresista Carlos Bruce, que declara de preferente interés y necesidad publica su creación, proyecto en el cual tuve la oportunidad de colaborar.

Ahora falta que en los próximos días el Pleno del Congreso de la República apruebe dicho dictamen, así el Poder Ejecutivo estará obligado, a la creación del ente único rector de transporte y vialidad en nuestra capital y su puerto, encargado de diseñar los lineamientos para el ordenamiento del transporte, inversiones y concesiones en infraestructura, establecer los derechos de rutas de transporte púbico, es decir de manera planificada y técnica, sin el enfoque coyuntural o político, regir el transporte y la vialidad en Lima.

Otro vital encargo de la Autoridad única del Transporte será el sistema integral de transporte público, donde con una sola tarjeta podamos usar la Red Integral de Transporte Público, principal objetivo de esta Autoridad.

No podemos seguir maltratando a los vecinos de Lima con el peor transporte de Latinoamérica y uno de los peores del mundo, se ha dado el primer paso para quitarnos del pecho ese vergonzoso título.

(*) Magister en acción política, especialista en gestión pública