logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Bolivarianos de ayer y ahora

11 Oct. 2017

Bolivarianos de ayer y ahora

Pedro Godoy Godoy

SANTIAGO DE CHILE.- Existe de modo intermitente, pero sostenida- la tendencia a bregar por la complementariedad de nuestra América.Antenor Orrego se refiere al “pueblo continente”. Jorge Abelardo Ramos a la “nación latinoamericana”. Como legatario de Manuel B. Ugarte alude también a la “Patria Grande”. En los 30 el estandarte loenarbola el I Haya de la Torre. Lo actualiza Juan Domingo Perón con el proyecto ABC alianza de Argentina, Brasil y Chile . Durante el lapso verdeoliva de la revolución de Castro, en la II Declaración de La Habana, se alude al “latinoamericanismo libertador”.
Por cierto es Hugo Chávez desde la presidencia de Venezuela quien asume el liderazgo del bolivarismo. Antes, sin mayor estrépito el PS de Chile, desde 1933, propone una Suramérica organizada en federación. En cada república de este “mundo ancho y ajeno” hay quienes quiebran lanzas por la meta. A modo de ejemplo, Salvador Mendieta en Centroamérica y Joaquin Edwards Bello y Felipe Herreraen Chile. Los personeros de la emancipación adhieren a esa tesis. El antagonismo entre OHiggins y Portales está en la raíz de la Guerra de Chile contra la Confederación Perú-Boliviana.

Los partidos comunista, aunque adhieren oportuna o tardíamente a las revoluciones que conmueven a Cuba, Venezuela o Nicaragua, oscilan entre el “internacionalismo” o el “indigenismo”. Empujados por Chávez aceptan con escaso entusiasmo la etiqueta de “bolivarianos”. No se autorotulan como “latinoamericanistas” y jamás como nacionalistas continentales. A falta de un amo externo “el hermano mayor” viven adscritos a La Habana y Caracas. Antes promueven la rusolatría. Desde los 30 impulsan más de palabra que de hecho la autonomía de lo que hoy se denominan “pueblos originarios”.

Comunizantes y liberales desde siempre adhieren al separatismo vasco y catalán. Lo vivieron en plenitud adscritos a la república durante la Guerra Civil española (1936-1939). En cuanto a la interpretación de nuestra historia exaltan las colectividades autóctonas menospreciando el aporte ibérico. En el enfoque coinciden con los autores de tratados y textos. Hoy apoyan el desmembramiento de la Península. Están puño en alto por la secesión de Cataluña. El Presidente Maduro apoya la balcanización ibérica. Anula así el bolivarismo de Chávez. Es el divorcio entre teoría y praxis.
(*) Centro de Estudios Chilenos- Cedech. Email: profe@cedech.cl Blog: www.premionacionaldeeduacion.com