logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Con mi agenda no te metas

14 Mar. 2017

Con mi agenda no te metas
Jorge Rochabrunt

Por: Jorge Rochabrunt

Hagamos un esfuerzo todos los que no integramos la sociedad política que dirige el Estado –gobierno, legislativo, judicial, etc.- y tratemos de hacer una foto panorámica del escenario actual, separando la agenda de los políticos de la agenda real y urgente del país.

La agenda de los políticos se divide en: la agenda del gobierno y la agenda de la oposición. Es interesante mirar, cuánto de la agenda de los políticos, es la agenda de interés público de las mayorías y minorías pero que en suma, representan la agenda pública real, la de la calle, la de la gente.
Veamos.

El Congreso (oposición y oficialismo) está discutiendo ferozmente la sobrevivencia o muerte del ministro de Transportes y Comunicaciones. Y se deslizan amenazas de ambos bandos sobre censuras y confianzas. Y se cocinan y deslizan en las redes sociales todo tipo de escenarios: PPK que renuncia por incapacidad física, Vizcarra que se aleja del gabinete y se le empuja a una renuncia y Mercedes Araoz que se monta sobre una presidencia de sustitución, gracias al apoyo del poder de facto, el establishment liderado por Roque Benavides que pone fin a la crisis política desde quienes sí mandan en el país, es decir, las 15 familias que son los dueños del Perú, mientras se termina de preparar un sancochado apro-fujimorista que allana el camino de la gobernabilidad y termina por sepultar a esos otros políticos chicos, culpables y descartables, es decir las parejas Toledo-Karp y Humala-Heredia y se acaba el asunto, dejen de joder con sus temas políticos que la economía se está rajando por su culpa y porque qué se han creído manga de zonzos, no nos podemos dar el lujo de transformar al Perú en una filial venezolana de Maduro y reventar las exportaciones y la producción que tanto nos cuesta hacer crecer a pesar de ustedes. Punto. Pero claro, todo es pura especulación, marihuana hidropónica en cantidades industriales ¿Cierto?

Mientras que, por otro lado están los efectos reales del cambio climático en el país, ya anunciado por el MINAM en su tercera comunicación nacional sobre el Cambio Climático, cuando se señala que las emergencias climáticas han aumentado en un 25% entre 2003 y 2016 y siguen en aumento, cuando vemos que la improvisación y la desorganización de los gobiernos regionales y locales se estrellan con los esfuerzos a duras penas del gobierno central y perdemos cientos de millones de dólares en días por efecto de este Niño intempestivo, millones de peruanos están siendo atacados ferozmente por el clima y claro, esto ni suena ni truena en el Congreso, por ejemplo.
O la inseguridad ciudadana, el incremento de la criminalidad más abyecta apoderándose de la vida cotidiana de nuestras ciudades. O la falta de empleo, o los efectos en la salud pública de la falta de gestión adecuada, o el incremento de cultivos de coca para el narcotráfico, o lo que sea que nos afecta a nosotros pero no a los políticos.

Y en medio de todo ello, las cortinas de humo creadas por políticos y líderes católicos interesados en que las miradas cambien su rumbo y salen con la historia de no te metas con mis hijos con voceros todo terreno de por medio o los casos judiciales ventilados sospechosamente con acceso a expedientes que nadie sabe quién reparte a la prensa, mientras un millón de procesos judiciales se pudren en la poza maloliente de la corrupción silenciosa que nadie denuncia.

En todo esto, ¿Cuál es la agenda real del país? ¿Quién se interesa por la prevención climática, la corrupción profunda, la inseguridad que nos mata todos los días en las calles, la falta de trabajo, la falta de salud? ¿Quién ve por el silencio de los inocentes?.

No lo sabemos en verdad. Lo que sí sabemos, es que cada uno de estos líderes políticos, gobernantes, congresistas y otros que no llegamos a ver, matan por su agenda, pero no les interesa para nada, tu agenda y mi agenda. Porque el día que te metes con su agenda, ya fuiste.