logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Definición de refugiado

29 Aug. 2017

Definición de refugiado

Por: Javier Valle Riestra

Refugiado, es aquel que, por acontecimientos sobrevenidos en su país de origen, teme ser perseguido por razón de su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un cierto grupo social u opiniones políticas, sexo, y que no puede o no quiere, por su temor, reclamar la protección de ese país.

No es este articulo adecuado para la definición de refugiado. Quizá se ha pretendido hacer una definición con rango de ley y sin límite de tiempo, como el impuesto por algunas convenciones internacionales. Al 30 de junio de 1986 no existían en el Perú sino 624 refugiados, 1 de Angora, 1 de Bolivia, 382 de Cuba, 19 de Chile, 1 de EL Salvador, 159 europeos (de la década emigratoria de 1950), 3 de Hungría, 46 de Irán, 4 de Mozambique, 6 de Nicaragua y 2 de Vietnam.
Por lo menos, los registrados por el alto comisionado para los Refugiados (ACNUR, Oficina regional para el Noroeste de América del Sur).

El Perú tiene aprobada por Resolución Legislativa 15014 la Convención de Ginebra sobre Estatuto de los Refugiados de 28 de julio de 1951 y por Resolución Legislativa 23608 el Protocolo sobre Estatuto de los Refugiados.

Y existe el Decreto Supremo 001-85-RE que regula la situación jurídica de los refugiados y asilados políticos en el Perú. Define en su artículo 1- párrafo A, ítem 2, al refugiado en estos términos, a la persona que, como resultado de acontecimientos ocurridos antes del 1° de enero de 1951 y debido a fundados temores de ser perseguido por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opinión política, se encuentra fuera del país de su nacionalidad y no pueda, o a causa de dichos temores no quiera, acogerse a la protección de tal país; o que careciendo de nacionalidad y hallándose, a consecuencia de tales acontecimientos, fuera del país donde antes tuviera su residencia habitual, no pueda o, a causa de dichos temores no quiere regresar a él.

Como vemos, pone un límite: acontecimientos ocurridos antes de 1° de enero de 1951, fundamentalmente los de la II Guerra Mundial y su posguerra. El Protocolo sobre el Estatuto de los Refugiados significo un paso más avanzado y así se dice en el párrafo 2 de su artículo I: “Salvo en lo que respecta a la aplicación del párrafo 3 de este artículo, el término “refugiados” denotara toda persona comprendida en la definición del artículo I”. Amplísimo.