logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Diálogos y torpedos

09 Aug. 2017

Diálogos y torpedos

El ministro del Interior Carlos Basombrío y funcionarios de diverso nivel advirtieron la infiltración de Movadef, brazo político de Sendero Luminoso, y Puka Llacta, otro grupo violentista, presente en cuanta protesta antiminera se presente y con una evidente cercanía con el grupo terrorista.

Sin embargo, parece que ni el presidente Kuczynski cree en los datos de su ministro y ha señalado que está dispuesto a dialogar con aquellos profesores en Palacio de Gobierno.
Nadie puede negar la importancia del diálogo, pero siempre debemos tener presente la intención del interlocutor de convertir el diálogo en la dinamita que utilizarán para demoler a la dirigencia del Sutep y tomar el control del sindicato que también pretenden fragmentarlo y convertir a satélites regionales en entes autónomos con quien también se debe dialogar.

Si Patria Roja era un obstáculo para una verdadera reforma educativa; estos grupos pueden ser las enormes rocas con que se bloquean la carretera. Están advertidos.
Ahora, bien, se presenta un nuevo escenario político. Con el anuncio realizado ayer, Kuczynski ha dejado sin piso, en primer lugar, a Basombrío y a su información que debemos suponer producto de un trabajo de inteligencia.

También la ministra de Educación, Marilú Martens, quien ha anunciado descuentos y despidos y su decisión de no negociar más con aquellos profesores que se zurraron en sus ofrecimientos de paz y sus advertencias.

Si aquel grupo de profesores ingresa a Palacio de Gobierno debe interpretarse como un pisoteo a los argumentos de los ministros o la desesperación de un régimen debilitado por aceptar cualquier cosa con tal de poner un punto final a un problema.
Se esperaría poco después de la salida de los docentes de Palacio de Gobierno, la renuncia de Basombrío y Martens. Un poco de dignidad, demostrarían, y dejarían en claro que no asumirán la responsabilidad por las hordas violentistas que brotarán a partir de este triunfo de los llamados Sute regionales.