logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Diplomacia del latigo

07 Nov. 2017

Diplomacia del latigo

Por: Andiolo Zevallos

Un periplo nada diplomático. “Nunca cederemos, nunca flaquearemos y nunca cejaremos en la defensa de la libertad”, ha dicho el presidente de los EE. UU., Donald Trump, en Tokio, al iniciar su gira de 12 días por Japón, Corea del Sur, China, Vietnam y Filipinas, buscando alianzas estratégicas para evitar que Corea del Norte, siga produciendo y realice ensayos nucleares.

En un acto de provocación, añadió que “Ningún dictador, ningún régimen, ningún país debería subestimar jamás su determinación”, en alusión a las expresiones de Kim Jong-un, quien había dicho que su país impondrá “un castigo inmisericorde” a EE.UU. si Donald Trump, realiza “actos o comentarios insensatos”, en su gira.

Como para ponerle una cereza a la torta, el Pentágono también señala que “la única forma” de destruir con “completa certeza” el arsenal nuclear de Corea del Norte y el resto de componentes de su programa atómico, sería mediante una invasión terrestre; indicando a su vez, que este podría responder con armas químicas y biológicas si se iniciara un conflicto bélico.

Corea del Norte es una pesadilla. Tal vez por ello, Trump, emprendió esta gira plagada de errores diplomáticos, que bien podría fracasar por sus propios desaciertos. Por lo pronto, el presidente de China, Xi Jinping, ha dicho que su país busca convertirse en “un líder global en lo que respecta a la influencia internacional”. De Rusia, la otro potencia mundial, tampoco puede esperar mucho, Vladimir Putin, ha dicho que ellos también buscan recuperar el equilibro estratégico perdido.
A estas alturas, todos quieren la paz y el equilibro duradero, pero sentados sobre su arsenal nuclear. Actualmente, en el mundo existen 14,935 ojivas nucleares; Rusia tiene 7.000, EE.UU 6.800, China 260, Reino Unido 215, Pakistán 140, India 130, Israel 80; y Corea del Norte 20; para Trump, este tendría 60 bombas nucleares.

Hoy por hoy, la tensión es entre EE.UU. poseedor de (6,800) y Corea del Norte con (60 bombas nucleares), situación que se va agravando, no por los errores diplomáticos, sino por la insensatez de Kim Jong-un y la torpeza de Donald Trump.

Aun así, la posibilidad de una guerra nuclear es remota, lo cierto es que un bombardeo atómico podría convertir el planeta en un lugar inhóspito en segundos. La ONU dice que “solo una bomba, puede destruir una ciudad y causar la muerte a millones de personas; poniendo además, en peligro el medio natural y las vidas de las futuras generaciones”. Estamos avisados.