logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Economía y política por cuerdas separadas

07 Nov. 2017

Economía y política por cuerdas separadas

Por: Jorge Rochabrunt Gamarra

La lectura y análisis de los reportes económicos nos debe llevar, sin apasionamientos es cierto, pero sin perder la perspectiva, qué tanto estamos realmente avanzando en la economía del país y qué tanto depende de la política.

Como todos los meses, el Instituto Nacional de Estadística e Informática informa que la producción nacional en agosto de 2017 creció 2,28%, registrando 97 meses de crecimiento continuo. Suena bien, al parecer.

Señala que este resultado es explicado por la evolución favorable de la demanda externa al crecer las exportaciones reales (13,01%), tanto de productos tradicionales (6,46%) como no tradicionales (34,25%); entre los que destacan harina y aceite de pescado, café, azúcar, cobre, plata, oro, agropecuarios, textiles, pesqueros, siderometalúrgico, químico y metalmecánico.

Asimismo, contribuyó con este resultado la recuperación de la demanda interna, que se evidencia en el aumento de la importación de bienes de consumo no duradero (12,52%), las ventas minoristas en 0,77%, los créditos de consumo 1,25% y el gasto de consumo del gobierno (0,88%). La producción nacional en el periodo acumulado enero-agosto de 2017 creció en 2,20% y durante los últimos doce meses (setiembre 2016-agosto 2017) en 2,60%.
En este párrafo último nos detenemos. Creció la importación de bienes de consumo no duraderos. Y los créditos de consumo. Eso no necesariamente es un buen signo, pero la buena noticia es que las exportaciones sobre todo no tradicionales (donde hay empleo, tecnología, muchas pequeñas empresas) también crecieron. Todo indica que muy gradualmente, estamos en la recuperación de la economía, pero aun mostramos indicadores de debilidad estructural.

¿Qué tanto está contribuyendo la política a ese leve mejoramiento de la economía? Como habrán podido darse cuenta, a los políticos, oficialistas y de oposición, les interesa en verdad tres pepinos la economía.

El ministro de Justicia, la ministra de la Mujer, el ministro de Salud, el ministro de Educación, todos ellos que manejan los portafolios que se “llevan” los resultados económicos –lo cual por supuesto está muy bien- son los que dominan la agenda pública y política sea por conflictos, por denuncias mediáticas, etc. Pero Producción, Agricultura, Vivienda, Comercio Exterior, calladitos. Poco es lo que resalta de ellos en la agenda. Y los gremios empresariales, callados la boca.

Conclusión: parece que la economía –es decir, tu bolsillo y el mío- sigue su agenda por cuerdas separadas de la política, muchas veces, a pesar de la política. Se cumple el viejo axioma entonces y la siguiente cuestión es ¿Cuáles son las expectativas de cumplimiento de metas para el cierre de año 2017? Nuestra próxima mirada se posará sobre los informes del BCR. Allí está brújula realmente.