logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

El Acuerdo de París tiene que seguir

08 Jun. 2017

El Acuerdo de París tiene que seguir
Carlos Bruce

Por: Carlos Bruce

El anuncio formal de Trump de retirar a EE.UU. del Acuerdo Climático de Paris es la peor decisión perjudicial para su país y el mundo que ha podido tomar la primera potencia mundial con relación a la protección del planeta. Gran decepción para la humanidad que sabe valorar y cuidar el único hogar que tenemos en el universo.

Retirarse de ese Acuerdo significa pretender tirar por la borda todos los esfuerzos realizados por 195 países para alcanzar un mundo sostenible a través de cambios notables en la economía global. Con tal malhadada decisión se conjura contra el objetivo global de contener el dañino aumento de la temperatura del planeta.

Es inconcebible que siendo EE.UU. el segundo mayor emisor de CO2 en el mundo, después de China, actúe tan irresponsablemente a los ojos del mundo. Tanto es así, que la comunidad mundial no ha dejado de expresar su profundo malestar por la funesta decisión de Trump. De esa forma, EE.UU. en un solo acto pierde el liderazgo que le cabía ante el mundo en la lucha contra el calentamiento global, y va camino al aislamiento con respecto del mundo civilizado.

En esta semana en que se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente (5 de Junio), los países del mundo tendrán la oportunidad de manifestarse con mayor claridad sobre el papel que jugarán en la misión universal por preservar el único planeta con vida humana de nuestro sistema solar.
Saludamos, la posición asumida por el gobierno en el sentido de deplorar la decisión de EE.UU. calificándola de muy preocupante, y expresando la esperanza que tal funesta decisión se pueda revertir de algún modo. No podía ser menos, dado que nuestro país es uno de los que más padece los estragos del cambio climático.

Al no prestar oídos al clamor del mundo por mantenerse en el Acuerdo de París, dándole la espalda al planeta, el presidente de la mayor potencia mundial ha demostrado hasta donde es capaz de actuar en atención a sus anómalos intereses egoístas.

Ante ello, las otras potencias mundiales alineadas en la protección del planeta sabrán hallar el camino correcto para actuar eficazmente a lado de todas las naciones del mundo, mirando el futuro y bienestar de las próximas generaciones que habitarán este nuestro único tesoro.