logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

El nuevo oficialismo

16 Sep. 2017

El nuevo oficialismo

Nuevo Perú se estrenó el jueves como bancada mostrando cuál será el papel que cumplirá en el Congreso de la República. En el debate por la cuestión de confianza, su posición agresiva contra el gobierno, en las primeras horas, se dirigió luego contra Fuerza Popular para, a la hora de la votación, abstenerse.

La abstención llamó la atención, pues ellos fueron los que promovieron un frustrado intento de censura a la ministra Martens y son los críticos más ácidos a las “políticas neoliberales” (así lo llaman) de este gobierno, encarnado en Fernando Zavala. ¿Por qué salvar un gabinete entreguista?

A los PPKausas no les interesa por supuesto el griterío, finalmente su abstención es funcional a sus intereses.
Pero a ya nadie sorprende la conducta de Glave y Cía. Incluso cuando integraban el Frente Amplio, con la excusa de no seguir el juego al fujimorismo, ya habían votado a favor del gobierno e inventaron la coartada del ‘voto con reparos’.
Así que los oficialistas ya pueden sentirse libres de incluir a su favor a Nuevo Perú y ya suma diez votos; también a los otros diez de Frente Amplio, y de Alianza por el Progreso está demás decir que, salvo Julio Rosas, tiene los nueve votos asegurados.

Sin embargo, ayer los PPKausas anunciaron un nuevo jale, Patricia Donayre, renunciante a Fuerza Popular y quien también paseó su candidatura en el Frente Independiente Moralizador, Perú Posible, Acción Popular/Somos Perú, y por la Alianza por el Gran Cambio.

Prácticamente, también cuentan, como ya se vio la madrugada del viernes, como seguro el voto de Kenji Fujimori.
Ya también le han echado el ojo, según cuentan, a Yonhy Lescano quien ha demostrado un juego propio que no coincide siempre con su bancada, y su ‘independencia’ a las decisiones de su partido y su ‘colaboración’ con los anteriores gobiernos lo hace bastante funcional a los intereses del oficialismo, lo veremos en los próximos días.

Después de la cuestión de confianza, el oficialismo ya renunció a los modales y acuerdos, al menos eso dejó en claro con el jale de la ex Fuerza Popular. Ya suman, según sus cálculos, 47 votos, pero, cuidado, eso aún no alcanza para hacer frente a los 71 de la bancada fujimorista. No vayan a provocar un enfrentamiento que difícilmente vaya a ayudar al gobierno.