logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

El problema con los gobiernos

06 Sep. 2017

El problema con los gobiernos

Por: Martín Belaunde Moreyra

Hace muchos años se estrenó una película titulada “El problema con Harry”. Me pareció entretenida – creo que el tema era policial – y me olvidé de su trama mas no de su título. Ahora la utilizo respecto del gobierno de Kuczynski, pero no solo de él sino de los gobiernos en general, los cuales aún siendo tiranías absolutas no pueden evitar las críticas por su criminal actuación, como ocurre con el régimen de Maduro. La crítica es algo innato enla especie humana por muchas razones. Una de ellas por el afán de mejorar las cosas y otras, aunque parezca mentira, para empeorarlas consciente o inconscientemente.

Por ejemplo en nuestro caso, Kuczynski es crucificado simbólicamente por dos cosas que a primera vista son contradictorias: que no escucha y además que carece de liderazgo. Todos sabemos lo que significa no escuchar tratándose de un político. Se ha dicho de muchos, entre otros de Fernando Belaunde, a quien se le consideraba perdido en las nubes cuando hablaba de la geografía peruana y otros temas, que originaban la burla de los limeños empedernidos. Digo empedernidos porque hay que ser muy limitado para negarse a reconocer que, siendo Lima la cabeza del Perú, no es todo su organismo. Ahora se dice despectivamente que el gobierno de Kuczynski es Belaunde dos. También, los medios lo consideran que es un hombre impermeable a la crítica, que le hace oídos sordos, que piensa en las musarañas, etc. Puede ser, sin embargo esa observación es incompatible con la de falta de liderazgo político, en otras palabras incapacidad para conducir a la nación, porque los líderes o caudillos se distinguen por su habilidad de imponer su voluntad a costa y por encima de la de los demás.

Francisco Franco Bahamonde, Caudillo de España por la gracia de Dios (y por la fuerza de las armas), solo era responsable ante su conciencia. Igualmente decían que no escuchaba, afirmación que resultó históricamente falsa porque un gobernante que no escucha difícilmente hubiera durado las cuatro décadas de su régimen. Cronológicamente se extendió desde julio de1936 hasta diciembre de 1975 cuando murió, dejando un heredero que gobernó España hasta hace muy poco tiempo, así fuere como el rey constitucional Juan Carlos I, diestro restaurador de una monarquía democrática, que a su vez fue sucedido por su hijo – Felipe VI – acompañado por un gobierno de derechas – Rajoy y el PP. Todo parece indicar, por los testigos de la época y por quienes lo acompañaron en su gobierno, que Franco si escuchaba y mucho pero tenía la gran habilidad de hacerse el sordo, sin perjuicio de dar golpes de timón cuando las circunstancias lo ameritaban. Así sobrevivió y con mucho éxito en las décadas del 40 y del 50. ¿Tendrá Kuczynski esa capacidad? La verdad es que aún no lo sabemos, si bien debe reconocerse que algunos indicios no son demasiado auspiciosos. Ello no obstante hay una señal positiva. Pedro – “Tírate” – Castillo acaba de anunciar que su facción, dizque “pro senderista”, termina la huelga para dar un paso atrás y luego dos adelante, plagiando impúdicamente el famoso dicho de Lenin. ¡PPK eres un lechero¡