logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

FFAA sin soberanía

24 May. 2017

FFAA sin soberanía
Pedro Godoy

Por: Pedro Godoy

Vamos a repasar un capítulo político del pasado no muy leja o, A mediados del 2003 nos visitó el ex secretario de estado de EEUU, Colin Powell y pidió disculpas públicas al entonces Presidente Lagos por maquinar el pronunciamiento del 11 de septiembre de 1973. Las FFAA de Chile –aquellas depositarias de glorias y cultoras del honor- quedaron en ridículo como simples marionetas de un imperialismo.

Eso no es nada: lo peor es el silencio con que el país recepcionó la autocrítica del emisario de Bush. Ese arrepentimiento confesado careció de réplica y pasó inadvertido, pero no para toda la ciudadanía. Con seguridad hubo contentamiento en esa izquierda –ayer antimperialista y hoy norteamericanizante- al constatar que nuestros hombres de armas estaban arrinconados por La Moneda, la Concertación y abandonados por EEUU y la Derecha.
El colofón está ahora con la confesión que el Ejército no pudo sustraerse de la Guerra Fría. Dicho de otro modo, nuestros “heroicos soldados que han sido de Chile el sostén” no son genuinamente soberanos y aceptan como ineludible y hasta provechoso que los manipulen desde el exterior.

Eso será novedad para los aplaudidores de cada Parada en el Parque O’Higgins. Aquellos que se hincharon como ranas vanidosas con “el portazo de Monterrey” y el envío de tropas a Haití, pero no es sorpresa para quienes nos duele que seamos habitantes de una república semicolonial.

Los nexos entre Chile y EEUU en materia militar han sido acatados por todos los gobiernos del siglo XX incluyendo Allende. No se olvide que la Armada de Chile participaba en una operación “Unitas” con la US Navy el 10 de septiembre de 1973 y a la medianoche retorna a Valparaíso iniciando el alzamiento.

Gabriel González Videla suscribe el Pacto de Ayuda Militar PAM y peor que eso, nuestras FFAA contemplan indolentes como se venden las materias primas al coloso del Norte a precio de liquidación durante la II Guerra Mundial.

Sucede que había que contribuir –consolidando nuestra pobreza centenaria y déficit fiscal crónico- a la derrota del nazifascismo y al triunfo de las democracias. En ese harakiri económico marcharon de la mano los criollos demócratas colonos mentales de Washington y Londres con los totalitarios Elías Lafferte y Carlos Contreras Labarca sirvientes de Moscú.

Distinto es el comportamiento de las FFAA de Argentina que impusieron a los beligerantes, precio de mercado para la carne y al trigo. Esa subordinación es visible hoy en el afán por participar en Misiones de Paz tengan o no el paragua de la ONU. ¿Acaso no los vimos antes de ayer apoyando al Reino Unido en Malvinas?.

Recuérdese al ex embajador chileno Mariano Fernández Amunátegui festejando la victoria británica en el Atlántico sur. Sospechoso –por decir lo mínimo- pareciera el absoluto silencio de Pinochet y de su Institución después de 541 días de ominoso arresto en Londres. Ni una palabra condenatoria de ese imperialismo.

(*) Centro de Estudios Chilenos- Cedech. Email: profe@cedech.cl Blog: