Gobernabilidad

Por: Francisco Diez-Canseco Távara

Según la Organización de Estados Americanos (OEA), parte central de la gobernabilidad de un país es la “estabilidad institucional y política y efectividad en la toma de decisiones y la administración”.
Es verdad que la OEA está muy desprestigiada, especialmente desde que cayó en manos del chavismo venezolano y en particular con el comportamiento de la caviarizada Corte Interamericana de Derechos Humanos.
Pero la definición antedicha tiene lógica y coherencia. Aplicada a nuestra realidad, encontramos que, desde la caída de Fujimori, hay una estabilidad institucional que tenemos la obligación de preservar y que felizmente se ha mantenido pese a los avatares de la política criolla.

El problema está hoy, más allá de la toma de decisiones, en las persistentes y políticamente incorrectas declaraciones del Jefe del Estado que han llevado hasta a hablar de una vacancia constitucionalmente inviable y que ningún bien le haría al país,

Para ser francos, da la impresión que, nada menos que por la vía del voto popular, se ha importado a un gringo que no conoce nuestra realidad y que, tras una larga carrera como banquero, decidió un buen día lanzarse a la Presidencia para satisfacer sus ambiciones personales antes que para servir al Perú.
No ha sido una sino varias veces que el Presidente del Consejos de Ministros ha tenido que sacarle las castañas del fuego en un escenario sumamente difícil ya que el régimen no sólo no cuenta con mayoría parlamentaria y el principal partido de oposición si la tiene, sino que además su propia bancada es contradictoria y hasta incoherente.

Con un partido prácticamente inexistente lo cual también resta a la gobernabilidad el régimen en su conjunto debe hacer un esfuerzo supremo para recuperar la credibilidad que pierde día a día a pasos agigantados procurando, hay que ser claro, que PPK no siga metiendo la pata y que se mantenga esa indispensable estabilidad política.

(*) Presidente del Consejo por la Paz / Presidente de Perú Nación

Compartir