logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

La antireforma electoral

29 Sep. 2017

La antireforma  electoral

Por: Francisco Diez-Canseco Távara

Calificar de antireformistas a quienes se han opuesto a la práctica eliminación de la penalidad prevista por la ley para los candidatos que entreguen dádivas o regalos a los electores, es algo realmente inimaginable.
Pero es una realidad puesta en evidencia durante el debate que se desarrolló en el Congreso como consecuencia de la propuesta de Fuerza Popular para que la sanción vigente exclusión del proceso electoral sea sustituida por una amonestación y, si hay repetición, una sanción pecuniaria de 30 UITS.

Para los plutócratas que tienen “plata como cancha” la multa de marras no les hace ni cosquillas. De hecho, esta “reforma” no hace otra cosa que otorgar impunidad a operadores políticos corruptos acostumbrados a comprar votos y que nada le aportan al país.

Es el colmo de la desfachatez que esta práctica, remedo de la butifarra y el pisco usados por los civilistas a comienzos del siglo pasado, pretenda ser ahora consolidada con el cuento de una reforma electoral que, por cierto, hay que revisar minuciosamente, dándole patente de corsario a los aventureros que han creado hasta 5 presidentes corruptos o sindicados como tales en los últimos 25 años.

No le hace ningún servicio a la mayoría parlamentaria fujimorista este de tipo de propuestas abusivas en un escenario en el que un elevado porcentaje del país sigue considerando que no tienen propósito de enmienda, ni mucho menos y ,según una reciente encuesta,65 por ciento está de acuerdo con el cierre del Congreso.
La verdad es que la lucha contra la corrupción, que reclama la gran mayoría de los peruanos, no le interesa ni a PPK y su gobierno del lobby ni a FP y su mayoría parlamentaria abocada, por lo visto, a avalar la tropelía antes descrita.

Queda la sensación que, más allá de las discrepancias entre los hermanos Fujimori, Fuerza Popular se está perdiendo en una soberbia y falta de perspectiva cuyo costo electoral va a ser ciertamente elevado para ese partido y cuyo efecto inmediato es dañino para el Perú. (*) Presidente de Perú Nación- Presidente del Consejo por la Paz.