logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

La Balcanización

28 Dec. 2016

La Balcanización
Pedro Godoy

Por: Pedro Godoy P.

Esta es una expresión frecuente en textos rioplatenses. Equivale a fragmentación. Se aplica al desmembramiento de nuestra América acaecida con la Independencia. Se cita, obvio, a Bolívar y San Martín como quienes intentan, sin éxito, impedirlo. Balcanizadores, por ejemplo, son Santander, Portales, Flores y Ballivián.

El nombre del fenómeno alude a los Balcanes donde el separatismo ha sido morbo endémico. Sin embargo, se debe anotar que la monarquía serbia integra Yugoslavia ya en 1918. Tal complementariedad la conserva y perfecciona el mariscal Tito. Según informa Milovan Djilas, este líder propicia más que un Estado compacto, la federación balcánica.

Tal proyecto incluye a Bulgaria y Albania. Grecia queda excluida porque, en ese país, la guerrilla comunizante es desbaratada. El Kremlin fue adverso al propósito titoísta. En el PC albanés Stalin moviliza a antifederativos y el líder integrador búlgaro Dimitrov fallece en clínica moscovita . La historia reciente verifica que el deceso de Tito implica –con auxilio externo– el resurgir de los particularismos disolventes.

La unidad lograda con la monarquía y Tito se hunde. Quienes suceden al héroe partisano, al fomentar la hegemonía serbia, estropean el saludable equilibrio entre las nacionalidades. Los imperialismos aprovechan la oportunidad y atomizan a Yugoslavia que significa “eslavos sureños”. Con ello, la “balcanización» readquiere el significado tradicional.

Balcanizada está Africa negra pese a los esfuerzos entre otros de Kwame Nkrumá. Nasser intenta coaligar al mundo árabe. Su influjo se extiende a Irak a Mauritania. No cosecha éxito y la RAU es apenas un testimonio del ayer. EEUU ya a fines del siglo XVIII logra integrar los 13 enclaves británicos. No fue tarea fácil, pero se obtuvo un triunfo.

Canadá conserva su integridad. De Atlántico al Pacífico se imponen los unionistas y la “balcanización” no logra imponerse. Eso se explica por una emancipación tardía y además por manejar con talento la insurgencia de los fragmentadores francocanadientes que, pese a disponer del apoyo de París, acatan el principio de unidad del todo país más nórdico del Nuevo Mundo.

Fracasan en cambio, como lo menciono en el primer párrafo los libertadores encabezados por Bolívar. La Gran Colombia es un deplorable aborto. La balcanización se impone sobre Morazán y Barrios en Centroamérica. En Suramérica triunfa sobre Andrés Santa Cruz. En el siglo XX los postulados integradores de Haya de la Torre y de Perón están sólo en la esfera de las postulaciones doctrinales.

(*) Centro de Estudios Chilenos- CEDECH. Email: Blogs: