logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

La Hora K y la jugada de monopolio de AFF

04 Jul. 2017

La Hora K y la jugada de monopolio de AFF

Por: Jorge Rochabrunt Gamarra

Durante poco más de cincuenta minutos, todos los seguidores –permanentes, ocasionales y aleatorios- vimos a Jaime De Althaus despidiendo después de 18 años, el programa de entrevistas y actualidad política, referente de la TV por cable en Lima, La Hora N.

Quienes hemos tenido la oportunidad de conocer de algo a Jaime, sabemos que siempre ha sido un hombre parco, directo, sin ambages ni historias. Un intelectual de formación sólida, liberal, bien liberal, con pasado lejano acciopopulista, democrático y enemigo de la corrupción y de los pendejos de pellejo duro. Hombre irascible a veces, siempre detestó la mediocridad y el palabreo barato.

Muchas veces tuve la oportunidad de llevar personas a su set, incluso antes de La Hora N y del Canal N, cuando trabajó para el desaparecido Cable Canal de Noticias CCN, a mediados de los noventas. Fue en ese programa que con Marcos Ibazeta –cuando era su jefe de comunicaciones- logramos meter todo el equipo de producción en el Penal de Lurigancho, con Jaime incluido, con quien fuera su productor periodístico Víctor Andrés Ponce, e hicimos un programa especial con autoridades del INPE, de la PNP y otros para ver la situación insoportable de dicho penal y Marcos denunció que había un “punto negro en la reforma” judicial señalando a la tenebrosa ex Sala Suprema de Tráfico Ilícito de Drogas y otras perlas de la época, por la brutal corrupción en los penales para manejar los casos de TID.

Así igualmente, de esa misma forma, de manera subrepticia, porque había que cuidarse, llevé a la incorruptible Sonia Medina, en ese entonces jueza antidrogas que, sin aceptar presiones del inefable Chino Rodríguez, poderoso presidente de la Sala Nacional Antidrogas, la menuda pero corajuda jueza lo denunció en el programa de La Hora N, allá por 1998, si mal no recuerdo, por querer presionarla para cambiar una decisión. Era el momento más duro. La mafia se movía fuertemente en el Poder Judicial. Hoy Sonia Medina es la poderosa y más incorruptible que nunca, procuradora antidrogas y es una leyenda con un prestigio ganado a pulso.

Y Jaime no sé chupó. Salió al aire con eso y a Marcos, a mí y a otros pocos, se nos vinieron con todo encima. Pero ese es otro asunto.

Ese es el Jaime que recuerdo. Por eso, cuando vi la entrevista con Kenji Fujimori, pensé que alguna razón tuvo para darle una hora al político de moda de los Fujimori, el cual se despachó con todo, por la libre, contra su partido y de pasadita, presentarse como una opción interesante del ala democrática, social, política, dialogante, de la K. La verdad que parecía que Jaime lo apreciaba, lo reconocía. La verdad que Kenji dijo muchas cosas interesantes, habrá que entender que los asesores se las ponen, pero eso no extraña en todo caso. Jaime ponderando a Kenji. Kenji alardeando ante Jaime. Kenji maleteando a K. Y K que no responde. ¿Qué pasa aquí?

La pregunta es: ¿El final de la Hora N sirvió para el preludio del inicio de la Hora K? ¿La hora de Kenji? Por ahora, la entrevista suma miles y miles de visitas en varias páginas en YouTube. El espaldarazo de Jaime no es poca cosa y va más allá de la nación fujimorista. Veremos qué pasa. Con ambos. En todo caso, no es un mal negocio político para AFF tener a las dos fichas K, en la mano izquierda y en la derecha. Una de ellas, será la ficha en el tablero, en la última jugada del 2021, si es que no hay indulto previo. Monopolio político a la vista, parece. Interesante jugada. A ver quién se pone delante de Kenji.

Rochabrunt.pe