logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

La vileza sobre Ica y cómo gestionar al país

21 Aug. 2017

La vileza sobre Ica y  cómo gestionar al país

Por: Víctor Raúl Trujillo de Zela

Negamos desde aquí los ataques premeditados y arteros de quienes desconoces la obra pública del segundo gobierno del Apra. La razón de la justicia social prevalecerá a pesar de la reacción. El ciudadano solo desarrollará sus potencialidades y su libertad en un Estado que preserve la infraestructura, respete la Constitución como instancia última del Pueblo y tenga a la interdependencia como pilar de desarrollo internacional.

Así, un desastre natural solo evidencia las brechas sociales existentes en un país. Las desigualdades estructurales que los medios muestran en función de sus intereses políticos. Ciudadanos sin vivienda, servicios básicos no suceden a un sismo, esta situación vertebra la República desde su fundación

La falta de ciudadanía ha ido de la mano con la ausencia, la indolencia de vincular al Estado con el ciudadano: electoralmente se le rotula “inclusión social”, pero social y políticamente es la constante contradicción entre los que poseen los medios de producción (entre ellos, las gerencias que constituyen el aparato del Estado) y la masa electoral, que constituye el brazo trabajador, para que el Estado funcione.

Hoy, el sector educativo viene reivindicando una lucha justa, política ante la indiferencia estatal, la cual es histórica. Es un momento oportuno para que las clases políticas puedan unirse y fortalecerse para de verdad representar al profesor. El sector social más golpeado será siempre el pueblo, eso ha quedado demostrado con el desastre natural ocurrido en Ica un 15 de agosto del 2007. Hoy, 10 años después, los peruanos tal vez debamos recordar este fatídico momento para demandar al Gobierno una gestión de la propiedad pública en sectores estratégicos como Educación, Salud, Agua. Pero también, del sistema comunicativo del país. ¿Cómo contrarrestar un efecto sísmico en el sector de la cosa pública y en el sistema de las comunicaciones? El primero, necesita de ingenieros y de una gestión de previsibilidad, el segundo, a tener en cuenta el incremento de líneas móviles de un país (de 5 a 12 millones hacia el 2007), acompañado por una gestión de la previsión, la reconstrucción de un país no puede verse interrumpida por los escollos de la burocracia.

El costo mínimo no lleva a un gran proyecto, sino el precio óptimo. Hay que transitar en gerencia, al tiempo de gestión más eficiente, y superar el enfoque financiarista del precio más eficiente, pues empobrece al país.

Sin embargo, esto no debe eclipsar el grave problema en Ica y los que afrontaría el país desde Lima, con un sismo de magnitud 7.0 en la escala de Richter.

Son los políticos los que conducen un Estado, no una Gerencia o un Directorio. El actual gobierno, en menos de dos años ha paralizado al país, y el régimen “nacionalista” que le precedió afronta actos delictivos. La ciudadanía sigue esperando, mientras continúa y continuará en pie de lucha (En colaboración con el politólogo José Luis Bulnes).