logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Mahoma y El Corán (XXIII)

27 Nov. 2017

Mahoma y El Corán (XXIII)

Por: Alter B. Himelfarb W.

Continúan las marañas y enredos en el Corán. En la Azora III, versículo 37 y sucesivos (2), Mahoma habla de María y de Jesús. No les otorga la “santidad” que el Cristianismo les confiere. Es decir, como “mirando con lupa”, aceptan muy de lado la existencia de María y Jesús, pero no aceptan el dogma del Cristianismo.

Por eso es que la comunidad cristiana y/o el Cristianismo son perseguidos en los países musulmanes. Pero hay algo más en ésta maraña del Corán: Mahoma “comparte” las decisiones de su aláh, o sea, para que lo captemos, su aláh (su dios) y él (Mahoma) participan a dúo, de los eventos “María, Nacimiento de Jesús y Jesús”-, AUN CUANDO él nace en el 570 de ésta era y la historia de María y Jesús, es de finales de la era anterior y principios de ésta.

En el versículo 44, Mahoma dice: “””Os he enviado (Es decir, Mahoma enviando a Jesús) para corroborar lo que me ha precedido: El Pentateuco y para permitiros (“Mahoma, permite a Jesús”) parte de lo que se os prohibió; he venido a vosotros con una aleya procedente de vuestro Señor. Temed a Dios y obedecedme.”” O sea, Jesús o el cristianismo, deberían obedecer o seguir a Mahoma. En ese nivel, tiene Mahoma al Cristianismo.

En el versículo 52, menciona Mahoma sobre la naturaleza de Jesús y dice: “Jesús es ante Dios, igual que Adán el cual creó del polvo”.

En los versículos 57 y sucesivos, arremete nuevamente contra judíos y cristianos. “Abraham no fue ni judío ni cristiano; fue hanif y muslim” (1). Hanif, era un grupo de árabes que practicaban una especie de monoteísmo, antes del invento del Islamismo. Acusa al pueblo judío de cambiar el contenido del Pentateuco: “Oh gente del Libro ¿Por qué disfrazáis la verdad con lo falso y ocultáis la verdad si vosotros sabéis?”…Dice Mahoma, vers. 72: “Ello procede de Dios, cuando ello no procede de Dios. Dicen la mentira contra Dios y ellos (los judíos) lo saben”.
A todo lo largo del Corán, Mahoma le dice a los judíos que deben confiar en Dios y en su Enviado, “ya que Dios, por medio del Enviado ratificará y confirmará lo que teníais”. El Enviado por supuesto es Mahoma….y en el versículo 76, remata:

“Quienes se alejan después de eso, ésos son los perversos”, haciendo alusión obviamente al pueblo judío, que se ”aleja” por no aceptar a Mahoma como Enviado.
En el versículo 85, se desparrama una vez más, la esencia de su violento y cruel credo: “Quienes descrean y mueran, ésos serán infieles; no se admitirá de ninguno de ellos rescate, aunque diese la capacidad de la tierra en oro, aunque se rescatasen con ello antes del juicio; ésos tendrán un tormento doloroso y no tendrán defensores.”

Ahí, están retratados los musulmanes aún de hoy en día: los del Estado Islámico, los de Hezbolláh, los de Hamás, los de Irán…Todos los musulmanes se rigen por esa “normas” de conducta.

Por ello, el mundo Occidental, por ahora el europeo, que no siente cómo el Islam está devorando, royendo lentamente su cultura y sus formas de vida, le ofrece al Islam una sobreprotección, una compasión y una sensiblería llena de ignorancia, que no corresponde al confrontar el problema “judeo-palestino”.

La única forma de que el problema judeo-palestino se acabe, es cuando los países musulmanes acepten que Israel tiene derecho a ese pedazo de tierra y que fue una profunda equivocación el haber votado en contra de Israel en la famosa votación de la “Partición” de 1947.

O dicho de otra manera, el gran error de la ONU, cuando los países árabes votaron Y NO ACEPTARON EL RESULTADO DE LA VOTACIÓN, cuando ésta les fue adversa.

Fue IRRESPONSABILIDAD DE LA ONU, no haber actuado contra el mundo árabe, PARA QUE RESPETASEN EL HONOR DE UNA VOTACIÓN. Ése es una vez más el mundo islámico, lleno de mentiras y traiciones que lamentablemente los “señoritos” de la Universidades norteamericanas, latinoamericanas y europeas, apoyan en una posición dizque de “izquierda”, cuando precisamente en ésos países musulmanes no hay ni la remota posibilidad que exista una voz “izquierdosa”.