logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

MOVADEF-CONARE

29 Oct. 2017

MOVADEF-CONARE

Por: Antero Flores-Araoz

Mucho se ha dicho sobre la relación del MOVADEF con el CONARE en tiempos de la huelga magisterial, habiéndose advertido que el primero de ellos, con la pretensión de ser el brazo legal de la organización terrorista-criminal “Sendero Luminoso” de triste recordación, se ha infiltrado en movimientos de corte sindical como CONARE que se suponía tener corte sindical para el reclamo de las aspiraciones remunerativas y de condiciones de trabajo de los maestros.

Hay quienes advierten del contenido subversivo de los registros informáticos de dichas entidades, a través de sus páginas web, portales, muros, you tube, twiters y tantos otros, en que además la información viaja por las redes a increíble velocidad.
Los titulares de las advertencias son de todo tipo, y entre los más osados se encuentran los propios titulares de las mencionadas herramientas informáticas, que pretenden a través de ellas “adoctrinar” a los incautos y lograr adeptos a sus delincuenciales causas, para convertirlos en los terroríficos brazos armados de su objetivo asesino y destructivo.

Otros con mejor intención, presentan la advertencia en el ánimo de que las personas mayores, que han vivido los años del intenso terror en nuestra patria, puedan transmitir a sus hijos y a las generaciones más jóvenes, la alerta correspondiente para que no se dejen sorprender y no sean tan incautos para seguir a terrucos disfrazados en organizaciones de tinte laboral, a las que lamentablemente descalifican y obligan a desconfiar de ellas.
No se trata de impedir el ingreso a tales canales modernos de comunicación, sino que se sepa con certeza que sus buenas intenciones –si las hubiese- se ven afectadas por ocultas expresiones que envenenan a ilusos que por “soñadores” se convierten en difusores de malas causas y de la acción subversiva que con supuesto pensamiento de cambio, lo que desea es la aniquilación de nuestra Democracia y del único camino hasta ahora existente para obtener válidamente el bien común con elevación de niveles de vida sustentados en el trabajo, este en la inversión, y la inversión en la estabilidad legal y democrática, tranquilidad interna, docencia sistémica y labor patriótica.

En la información tenemos que saber identificar lo inocuo del veneno ideologizado con torvos propósitos. No se trata de modo alguno de volver a tiempos del oscurantismo y del “Index” con la relación de la lectura proscrita, sino de, con la mente abierta y crítica, separar la paja ideologizada del trigo nutriente.

Tengamos claramente presente que hay organizaciones que pudiendo ser en sus inicios para el reclamo sindical-laboral, fueron tomadas por antisociales con perversas intenciones, y lo que es más grave, cuando ellas están integradas por profesores que están encargados de la instrucción de niños y jóvenes, pero además auxiliando la educación recibida en el hogar.
Recordemos que una sola gota de veneno, puede malograr el vaso de agua, la cual fue pura y cristalina, pero dejo de serlo. Por ello abierta mente, ojos y oídos para no caer en ya conocidos cantos de sirena que se transforman luego en voces de tiburones.