logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Pepe el Vivo

02 Mar. 2017

Pepe el Vivo
Eduardo Farah

Por: Eduardo Farah

La corrupción es uno de los peores males que pueden atacar toda forma de vida.
Para muchas personas es muy tentador caer en sus garras y de una u otra forma destruir cualquier modo de vida civilizada; los corruptos son en todos los sentidos los que atacan de una y de otra forma el desarrollo razonable de las empresas y las demás formas que logramos hacer para tener una mejor manera de vida.

Nadie puede creer en un corrupto, ni las cifras que nos den como resultado en toda nuestra forma de desarrollo tanto económico como cultural, religioso. El corrupto se vuelve mitómano y es capaz de cambiar de una u otra forma los resultados de cualquier operación que se haga.

Es por eso que muchas veces tomamos medidas drásticas cuando uno encuentra en su organización un corrupto, como creerle nuevamente, ese es el gran problema que hoy día encuentra nuestra población; después del destape de Lava Jato , viene la pregunta ¿ Ahora en quien creemos ?, pero siempre hay una solución, gracias a Dios la mayoría de los peruanos tenemos sentimientos claros que hacen que nuestros correligionarios sepan que tenemos que ser muy transparentes y claros en nuestro actuar y sepan que mantener una línea recta es importante y que la palabra de uno vale más que una firma y de esa manera hemos educado a nuestros hijos y nietos y de esa manera deben ser todos los peruanos de buena voluntad.

La política de Pepe el vivo, o sea Pepe el corrupto no da resultado, en el Perú todo se sabe y tarde o temprano las malas acciones se descubren.

El día de ayer se aprobó en Primera Instancia una Ley que hace que los delitos de corrupción no prescriban, de tal forma que el corrupto siempre va a ser perseguido en el tiempo y no va a tener la ventaja de la prescripción del hecho de corrupción. Como este es un cambio Constitucional, falta que una segunda votación quede consagrada la Norma, quiere decir que tenemos que esperar una votación en la siguiente legislatura para que la Norma sea publicada en el Diario oficial el Peruano.

Yo tengo la suerte de pertenecer a varios Gremios Empresariales, entre los cuales se encuentra la Sociedad Nacional de Industrias y puedo asegurar que en ninguno de sus Comités se ha aliado alguna vez con la corrupción y en nuestros Estatutos está contemplado que si alguien es sentenciado por alguna corrupción es inmediatamente expulsado del Gremio; por eso tenemos 120 años de existencia.

Esperemos que los jóvenes aprendan que Pepe el Vivo nunca triunfa, porque todo se sabe.