logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Pesquerías, banderas y protestas

13 Sep. 2017

Pesquerías, banderas y protestas

Por: Pedro Godoy P.

SANTIAGO DE CHILE.- Es oportuno resaltar que los pescadores artesanales chilotes suelen protagonizar expresivas protestas cada vez que la llamada marea roja derivada de la contaminación industrial pesquera los obliga a paralizar sus actividades de pesca. Se despliegan pabellones patrios y otros negros. En la de mayo 2016, recordemos, hubo una bandera ausente en la protesta. Nos referimos a la de España.

Era tradicional que se agitara en cualquier protesta contra el centralismo burocrático. Así se hacía presente, ante la sordera de Santiago, la vieja lealtad a Madrid. De los tres últimos bastiones adherentes a la Corona y, por ende, opuestos a la emancipación, uno es el archipiélago.

Recordemos que el gobierno de Ramón Freire Serrano Freire (director supremo 1823-1826 y presidente en 1827) debe imponer un separatismo con el cual Chiloé no simpatiza, en razón a que se mantenía todavía en poder de la Corona española.

Freire realizó una primera expedición a la Isla de Chiloé bajo el mando del coronel Antonio de Quintanilla. A pesar de algunos triunfos del coronel Jorge Beauchef, después de la batalla de Mocopulli la expedición devino en un fracaso y a finales de abril las tropas regresaban derrotadas a Talcahuano y Valparaíso.
Otra bandera que suele enarbolarse en las protestas es la de Argentina. En los años del gobierno de la Unidad Popular, los estancieros australes, mortificados por la política del presidente Salvador Allende, que creen amenaza sus intereses, la exhiben discretamente. Con ello advierten el ánimo de secesión.

También, en las protestas suele engalanar embarcaciones pesqueras de Arica y Tocopillacon los colores bolivianos. Lo más sorprendente es que el Sindicato porteño de Pesca Artesanal iza banderas de Bolivia en caletas de Valparaíso. Aún más, en mayo del 2016 amenaza portarlas en protesta por política pesquera del gobierno de Bachelet,
“Ni Bolivia ni nosotros tenemos mar” expresan los líderes de la pesca artesanal. Protestan porque las autoridades brindan facilidades a la depredadora megapesca y daña con restricciones a las pequeña y mediana pesca chilena. Manuel Pérez, presidente del sindicato, señalaba entonces: “Sabemos del esfuerzo del pueblo boliviano para disponer de un pedazo de mar. Nuestras autoridades sólo se preocupan de darlo como monopolio a siete familias”. Otro dirigente se pregunta “¿por qué no podemos cederle un trozo de costa a Bolivia?”.

(*) Centro de Estudios Chilenos CEDECH. Email: profe@cedech.cl Blog: www.premionacionaldeeducacion.blogspot.com