logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

¡Por fin el Papa vendrá al Perú!

28 Jun. 2017

¡Por fin el Papa vendrá al Perú!
Ricardo Sánchez Serra

Por Ricardo Sánchez Serra

El Papa Francisco estuvo cuatro veces en Latinoamérica y no visitó el Perú. A la quinta fue la vencida. Mucho se especuló, hasta algún medio periodístico de izquierda afirmó que Francisco no vendría sino cuando el Cardenal Juan Luis Cipriani se jubile. ¡El odio ciega!

Las mentiras tienen patas cortas. El Arzobispo de Lima tiene una magnífica relación con Su Santidad, demostrada en innumerables ocasiones.

Fuentes vaticanas deslizaron que no vino antes al Perú porque el Papa se encontraba enfadado–y lo sigue estando- porque los obispos están muy desunidos, con odios personales y cargados ideológicamente. Así que se les viene una reprimenda “de padre y señor mío” por sus actitudes anticristianas.

En los temas del aborto o del denominado “matrimonio gay” y la ideología de género, solo unos pocos prelados encabezados por Cipriani se oponían una y otra vez, y a viva voz, a la muerte y a la destrucción de la familia. Otros lo hacían tarde y en voz baja. Los tibios en la defensa de la fe, no entrarán en el Reino de los Cielos. No lo digo yo, está en la Biblia.

Además, Francisco hallará una nación muy dividida “donde parece que las palabras ‘perdón’ y ‘reconciliación’ no tuvieran cabida”, como señala la destacada periodista Diana Seminario.
La venida del Papa dará esperanza a los que sufrieron los desastres naturales, a los olvidados de Madre de Dios y a reavivar la fe, que de cuando en cuando la feligresía se olvida de Dios ante los problemas cotidianos y es en esas circunstancias –y en realidad en todo momento- que más hay que acercarse a Nuestro Padre. Y, esperemos, que los políticos aprecien su mensaje de unidad, caridad y tolerancia.
En ocasión del Día del Papa, le enviamos nuestro cordial saludo y asimismo ofrecemos nuestras oraciones, como tanto él lo solicita: “Lo necesito. Yo necesito que me sostenga la oración del pueblo. Es una necesidad interior”.