logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

¿Quiénes ganan?

15 Sep. 2017

¿Quiénes ganan?

Al cierre de esta columna, había pasado varias horas de debate por la cuestión de confianza al gabinete, solicitada por Fernando Zavala. Pero entre quienes aplauden no están ni Pedro Pablo Kuczynski, ni Fuerza Popular, ni el premier, mucho menos Marilú Martens.

Quienes celebran una victoria adelantada, son precisamente los que han luchado desde julio del año pasado por boicotear cualquier intento de diálogo entre la oposición y el gobierno, mientras acusaban a Keiko Fujimori de intolerancia y de supuesta incapacidad de concertación.

Son los que pretenden ver a un gobierno débil, un presidente aislado y los que sueñan con patear el tablero, sacar la vuelta a los resultados electorales y empujar a las fuerzas políticas a la disolución del Congreso.
Tomemos en cuenta que fue Nuevo Perú, hoy bancada por fina cortesía del Tribunal Constitucional, la que promovió y buscó las firmas para la censura a Martens. Hoy guardan silencio.

Aquellos que hoy salivan por el retiro de confianza y ya sueñan con la conformación de un nuevo gabinete, odioso para el fujimorismo, para impulsar el cierre del Parlamento, deben tener cuidado con lo que desean, incluyan en sus cálculos que, como ya es habitual, el voto popular les sea adverso y el número de parlamentarios de Fuerza Popular sea superior al de hoy.

Hemos dicho antes los inconvenientes de la censura a Martens, ni el momento ni la razón eran certeros; sin embargo, Zavala, avalado por PPK, da este paso estratégico, y no hay otra respuesta de Fuerza Popular que negarles el voto de confianza o rendirse y olvidar la censura (creemos que el fujimorismo no se rendirá en su decisión).

Zavala llevó la situación a un punto de quiebre y el resultado, al menos al cierre de esta columna, parece que no será el esperado.

Ya sabemos quiénes aplauden, conocemos a los que se disfrazan de demócratas siempre y cuando los beneficien, pero que de ser necesario patean el tablero para empujar al país a una situación extrema.
En este punto, ni Fuerza Popular ni PPK (cada vez más débil) ganará en esta prueba de fuerza. El resultado dejará magullados a ambos. Ahora le toca al presidente analizar si valió la pena haber expuesto a todos sus ministros a la innecesaria hoguera y a partir de ello tener que levantar un nuevo gabinete de entre las cenizas.