logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Reservas de gas están aseguradas.

23 Jan. 2017

Reservas de gas están aseguradas.
Néstor A. Scamarone

Por: Néstor A. Scamarone

En mi época señalaban que no había gas ni para el Cuzco y en todo caso éste debería quedarse en el Cuzco, obviamente la demencia, ignorancia o figuretismo de una izquierda destructiva por el afán de destruir, que no sabía dimensionar volúmenes y tampoco sabía distinguir entre GNL y metano, bueno los payasos de siempre señalan que actualmente no existe gas para nadie, que los contratos de Licencia deben de resolverse o rescindirse, que el actual ducto no sirve y menos el que se construye, amén que no hay suficiente gas para abastecer el mercado interno y menos para exportarlo; en fin, “Delenda est Camisea”, así de simple.

Las reservas probadas de gas natural, sólo en los lotes 56 y 88 del proyecto Camisea ascienden a 15.92 trillones de pies cúbicos (TCF), como lo señaló hacen siete años la consultora Netherland, Sewell & Associates Inc. (NSAI), empresa que contrató el Ministerio de Energía y Minas (MEM) para determinar las reservas del hidrocarburo en el país.

Netherland, Sewell & Associates Inc (NSA) de Dallas, EEUU, es una consultora independiente en certificación de reservas, que tiene entre sus clientes a Exxon-Mobil, Shell, British, Total Elf Aquitaine, Pemex, el IFC del Banco Mundial, etc.. Esta empresa estadounidense con 54 años de experiencia a nivel mundial, presentó su informe final y dicha certificación se incluyó en el Libro Anual de Reservas que elaboró la Dirección General de Hidrocarburos (DGH) del MEM.

La consultora precisó que la cifra “mediana” de reservas en el estudio de ambos lotes asciende a 17,9 TCF, mayor a la anterior certificación realizada por la firma Gaffney, Cline & Associates, que ubicó las reservas de Camisea en 8,79 TCF. Asimismo son mayores al libro de reservas de Pluspetrol y que asciende a 14,1 TCF en los lotes de Camisea hasta el fin de la vida útil de los campos, prevista para el 2047.

Respecto al proyecto de exportación del gas de Camisea, debemos señalar primero que tenemos gas para más de 40/50 años y nuestras reservas crecerán, sin lugar a dudas, a más de 50 trillones de pies cúbicos. No hay que olvidar que no sólo contamos con los lotes 88, 56, 57, 58 y otros, que también podríamos llamar el gran Camisea

Al respecto vale la pena hacer algunos comentarios para ver cómo la controversia sobre Camisea está aún muy lejos de haberse solucionado. En primer lugar está la cuestión de cuáles son realmente las reservas existentes, y aquí debe distinguirse entre reservas “probadas”, “probables” y “posibles”:

Probadas: aquellas reservas estimadas sobre las cuales hay una real y razonable certeza de que son recuperables (explotables) comercialmente.
Probables: hay menos seguridad de que sean recuperables comercialmente (usualmente un 50% de probabilidad de que se concrete el volumen estimado).
Posibles: hay alto riesgo e incertidumbre (la probabilidad de que lo estimado se concrete puede ser tan baja como 10%).
Entonces el problema en el proyecto del ducto de Camisea (en actual ejecución), no está en las reservas, exploración, explotación, trazo y dimensión del tubo, GRP (Garantía de Red Principal), oferta, demanda, mercado interno, mercado de exportación, precios a los que se puede llegar a acuerdos con referenciales internacionales.

El problema está en que de US$ 1350 millones que costaba el proyecto, ha crecido a US$ 7500 millones con la concertación asquerosamente corrompida de Odebrecht, de empresas nacionales y obviamente con el patrocinio súper corrupto del Gobierno de Humala.