logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Terrorismo nuclear

05 Sep. 2017

Terrorismo nuclear

Por: Andiolo Zevallos

Hace cuarenta y siete (47) años, la comunidad internacional puso en vigencia el Tratado de no Proliferación de Armas Nucleares; una barrera legal destinada a frenar la proliferación de armas nucleares en el mundo, buscando garantizar la paz y tranquilidad a todos los seres vivos en este planeta llamado tierra.

Sin embargo, Corea del Norte, un país que no firmó el Tratado acaba de lanzar una nueva bomba,que tras ser liberado provocóun terremoto de 6,3 grados en la escala de Richter, poniendo en riesgo la convivencia pacífica de los pueblos.
La Agencia Meteorológicade Japónha dicho que esta prueba ha sido 10 veces más poderosa que la realizada el año 2016, su quintoensayo nuclear. Versión ratificada también por la Organización del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO).

Para los medios norcoreanos, la prueba con la bomba de hidrógeno ha sido un “total éxito” y que podría instalarse en uno de sus Misiles Balísticos Intercontinentales (ICBM); convirtiéndose en un peligroletal, no solo para Estados Unidos, sino para el mundo.

Corea del Norte, a lo largo de la historia, se ha mostrado irreverente y agresivo, a la vez que aceleraba su avance de terror, primero bajo el liderazgo de Kim Il-sung, considerado el fundador de la nación comunista en 1948, posteriormente su hijo Kim Jong-ily luego su nieto, este último, Kim Jong-un;tres generaciones de hermetismo, dictadura y odio; para desarrollar armas nucleares y amenazar a la humanidad.

El programa nuclear de Corea del Norte comenzó el año 1950 con la formación de un grupo elite de científicos en la Unión Soviética y posteriormente la construcción de dos reactores experimentales para desarrollar su actual potencial nuclear. Pese a que sus vecinos, China, Rusia, Japón y Corea del Sur, han dicho que no lo permitirían.

Los rivales históricos en lo militar, EE. UU. y Rusia por ejemplo, lograron establecer mecanismos para evitar crisis que podría haber terminado fuera de control, desde el teléfono rojo, hasta satélites para vigilar el desarrollo militar del otro. Pero Corea del Norte lo ha demostrado y no está dispuesto a retroceder un centímetro.

Hoy más que nunca, es importante que la comunidad internacionalse una, reflexione y enfrentecon energía a Corea del Norte, ante los intentos de imponerse al mundo utilizando sus armas de destrucción masiva.