logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Thorne hizo bien

21 Jun. 2017

Thorne hizo bien
Martín Belaunde Moreyra

Por: Martín Belaunde Moreyra

En el imperio romano cuando los césares querían condenar a muerte a una persona sin asumir la responsabilidad, le pedían que se suicidara y le garantizaban la supervivencia de su familia. En la época del nazismo Hitler le ordenó a Rommel suicidarse cuando se enteró que formó parte del complot para derrocarlo y también le garantizó que su familia no sería perseguida, con el caramelo adicional de un funeral de Estado. Durante el comunismo e incluso en el régimen de Castro, los enemigos políticos tenían que auto incriminarse en los tribunales y jurar lealtad eterna el partido para que su familia no fuera eliminada.

En el Congreso, la semana pasada, hemos tenido una variante menos cruenta de esa práctica. Mulder literalmente le dijo aThorne que renuncie antes de ser censurado para ahorrarle al país una crisis política. ¡Qué buena gente es Claude Maurice!, quien fue secundado esa postura por Lucho, Cecilia, Vitocho, Marco y otros congresistas. Lo peor del caso es que Kuczynski prácticamentedijo lo mismo cuando anunció urbi et orbe que si pasaba lo peor, ya tenía un reemplazo. Sin embargo, Thorne no cayó en la fácil decisión de renunciar y más bien planteó una cuestión de confianza con arreglo al artículo 132 de la Constitución y el literal c) del artículo 86 Reglamento del Congreso, al considerar que no había actuado incorrectamente en su conversación con el Contralor.

¿Qué gana Thorne pidiendo la confianza cuando sabe que en el Congreso hay suficientes votos para rechazarla? Algo muy importante en la política, lograr que quienes propician su renuncia asuman el costo político de la censura, cuando son conscientes que la opinión pública no la respalda. Si efectivamente la mayoría congresal está tan segura de la inconducta de Thorne, ¿por qué insistir que renuncie si tienen los votospara largarlo? Solo caben dos respuestas, o no tienen los votos o no se atreven a censurarlo, siendo más probable lo segundo.

Ahora solo cabe aplicar los mecanismos de la Constitución y del Reglamento del Congreso. Conforme a nuestra carta política la moción de censura debe ser presentada por el 25% del número legal de los congresistas (33), para ser debatida entre el cuartoy el décimo día natural después de su presentación y votada por un mínimo de 66 representantes. Esto significa que sí la moción de censura hubiera sido presentada el lunes 19 de junio, tendría que ser debatida y votada la próxima semana. Pero como el Ministro Thorne ha formulado una cuestión confianza ese día y la Legislatura ha sido ampliada hasta el próximo 28 de junio, no está claro si este asunto podría verse hoy o antes del fin de la legislatura. Lo que sí está claro es que no se puede festinar el trámite sin caer en nulidad.

Luego de describir este complejo escenariopienso en el inmaculado Contralor Alarcón, al parecer muy amigo de la oposición. Me pregunto si el Congresista Arana y el grupo que lo evalúa, caerá en latentación de concelebrar una misa cantada, con coro y acólitos, proclamando su inocencia a los cuatro vientos. Todo puede pasar en la dimensión desconocida.