logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Un ministro acalla a las hienas

07 Jun. 2017

Un ministro acalla  a las hienas
Ricardo Sánchez Serra

Por: Ricardo Sánchez Serra

El ministro de Defensa, Jorge Nieto, es uno de los personajes más preclaros que tiene el gabinete. Sociólogo de profesión, fue uno de los analistas más objetivos durante la campaña presidencial y ha demostrado ser un funcionario prudente y con manija política que pone paños fríos cuando la fiebre o la confusión obnubilan la razón.

De buena labor en su corto paso como ministro de Cultura, descolló ayudando a la población durante los embates causados por el Niño Costero. Reaccionó rápidamente ante el cierre de la carretera central debido a los huaicos enviando a las Fuerzas Armadas no solo para reabrir la vía, sino ayudando eficazmente a los pobladores afectados.

Esta acción eficaz, así como otras, lo catapultó para dirigir el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional y conjuntamente con los colegas del gabinete auxiliar a los damnificados y reconstruir la infraestructura vital como las carreteras, el funcionamiento de los servicios médicos y se restablezcan, en general, los servicios básicos.

Él destacó que el trabajo heroico de las Fuerzas Armadas enfrentando los desastres, permitió el reencuentro con la población. “Su vocación de servicio no debe ser olvidada”, remarcó.
Pero existen imponderables que pretenden bloquear el normal funcionamiento o la buena labor del Ejecutivo, por acciones involuntarias, errores propios o zancadillas.

Dentro de estos rifirrafes tenemos el audio Thorne-Alarcón, “el dengue es un psicosocial” y la viceministra “calurosa” negligente y gélida ante los desastres. Asimismo, la ya superada tozudez que Kuntur Wasi haga Chinchero, el reglaje no solo ilegal sino la difusión de un video manipulado para perjudicar a una laboriosa secretaria general de un Ministerio, entre otros.

La lamentable muerte de cuatro soldados de nuestro Ejército en maniobras no autorizadas y arriesgadas, han motivado que algún congresista chauvinistamente y con odio solicite la renuncia del ministro. Para las malas personas una fatalidad les sirve para catapultarse políticamente y los peruanos tenemos que ser responsables de no volver a elegir a esos rufianes.

Ante la calamidad, el ministro no se escondió, salió al frente, dio sus explicaciones, hay una investigación en marcha, se preocupó por los deudos y como era su deber, asistió a las exequias. Los congresistas lo han invitado a explicar e irá, como debe ser, acompañado del Comandante General del Ejército. La pasión debe dar paso a la razón.

Felizmente existen voces mayoritarias reflexivas y pensantes, que señalan que un accidente de esa naturaleza, no debe volver a ocurrir. El propio ministro Nieto ha indicado que se revisarán los protocolos. Es la ocasión para evitar los maltratos a los conscriptos, hechos que ocurren en muchos ejércitos del mundo y que son innecesarios.

Las actitudes correctas del ministro acallan a las hienas. @sanchezserra
—————