logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Opinión

Una con guitarra, otra con cajón

20 Nov. 2017

Una con guitarra, otra con cajón

Por: Francisco Diez-Canseco Távara

No suelo coincidir, desde hace muchos años, con Mauricio Mulder, desde que se lavó las manos respecto de la acusación constitucional que presenté legítimamente contra Diego García Sayán por haber conmutado las penas a varios terroristas y de la cual éste se libró con las justas con el voto de algunos apristas.

Y menos aún con su cerrada defensa de García Pérez y el reciente proyecto de ley destinado, antidemocráticamente, a obstruir candidaturas fijando un plazo inconstitucional de 3 años de antigüedad para que los partidos puedan participar en las elecciones. Ya sabemos a quién puede beneficiar esta artimaña.

Pero el proyecto que acaba de presentar para prohibir la publicidad del Estado en medios de comunicación privados, merece ciertamente analizarse. Aunque parece que para Mauricio una es con la guitarra de la oposición y otra con el cajón del gobierno si consideramos que el régimen de García Pérez gastó más de 400 millones de soles por este concepto y Múlder no dijo ni pío.

Una “torta” – así la llaman- publicitaria de esa envergadura no es poca cosa, especialmente en períodos de crisis como ahora. Y su peso político puede ser considerable y especialmente peligroso si apreciamos la condición corrupta de los gobiernos que ha tenido el Perú en los últimos 30 años.

No sólo se trata del bagaje político de esta publicidad, sino del dinero que un régimen corrupto puede embolsarse o repartir fruto del 15 por ciento que suelen recibir las agencias de publicidad por colocarla. Sino, pregúntenle a Nadine.
La tesis de Múlder puede resultar exagerada pero tiene sus bemoles en la medida en que el dinero de todos los peruanos no puede ni debe aplicarse para publicidad del gobernante de turno ni mucho menos para manejar u orientar las líneas periodísticas de los medios en función de una dádiva visible .Hay realmente quienes viven de este ingreso.

Por otro lado, el Estado sí requiere de publicidad de servicio público debidamente regulada. En esa dirección, podría caminar el proyecto de Múlder que para ser aprobado requiere del voto de la mayoría fujimorista cuyos antecedentes en la materia no son precisamente recomendables y sin cuyo apoyo cualquier iniciativa legislativa constituye hoy letra muerta.
¿Quién le pone el cascabel al gato?

(*) Presidente de Perú Nación Presidente del Consejo por la Paz