logo La Razón
El diario de todos los peruanos
Política

Nuevas denuncias contra Aramayo

18 Apr. 2017

Nuevas denuncias contra Aramayo
Alejandra Aramayo

Ella y su padre son acusados de extorsionar a funcionarios públicos y empresarios

Fuerza Popular la defiende y dice que son desleales las acusaciones

Un reportaje del programa dominical Cuarto Poder revela que Alejandra Aramayo y su padre Jorge Aramayo habrían extorsionado también a funcionarios públicos y empresarios en Puno.

El ingeniero y empresario Fernando Salas había ganado una licitación para instalar más de 100 semáforos en dicha ciudad, cuando recibió la visita de una persona que se presentó como emisario de Aramayo Cordero. Este le pidió un pago de S/ 5, 000 a cambio de no recibir publicidad dañina.

“Me manifestó que tenía que pagar para que me dejaran trabajar tranquilo”, contó.

Tras negarse, indicó que los Aramayo le dedicaron comentarios negativos a través de los programas informativos del Canal 13. “Le dije que no le iba a dar ni un sol, porque lo que estaba haciendo era un chantaje y extorsión tal cual lo habían hecho contra otros funcionarios públicos y empresarios. El señor Aramayo me dice que ‛mire su programa del día domingo’ y empezó toda una campaña de desprestigio todos los días”.

“El señor y su hija la congresista no han operado solos, sino en banda, porque tenían periodistas, camarógrafos y algunas personas de las notarías”, dijo Salas Tapia, que se dedica al rubro de la construcción.

Otro de los denunciantes es el ingeniero Juan Carlos Málaga, expresidente del Consejo Transitorio de Administración Regional, quien luego de haber juramentado su cargo en 1994 fue visitado por el padre de la parlamentaria, y le exigió el pago de S/.2,000 mensuales.

Ante la denuncia, el congresista de Fuerza Popular, Rolando Reátegui, defendió a su colega de bancada, Alejandra Aramayo, y dijo que esto constituye una “figura poco leal y ética” del periodismo traer al presente acusaciones de cosas que supuestamente ocurrieron hace varios años.
“Atacar a una persona porque hizo esto o lo otro hace 17 años reviste poca seriedad. Acá vale todo para echarse a una persona y eso está muy mal”, argumentó.